Niños humildes sentados con mirada triste en una banca
  • Author:OH Galvan
  • Comments:2

El poder para crear en nuestra vida

Photo by normitaaa from FreeImages

Yo estoy firmemente convencido del poder inmenso que tenemos los seres humanos, para crear nuestra vida.

Aplica para nuestras situaciones, nuestra salud, nuestra calidad de vida, los sentimientos y emociones que expresamos y generamos y hasta para nuestra suerte y destino. Todo lo podemos crear nosotros mismos.

De la nada podemos crear enormes realidades en éstos y muchos otros aspectos.

Y no estoy hablando aquí de ningún tipo de magia o energía inexplicable que me lleve a un discurso bonito, pero insostenible.

Quiero poner este tema en su justa y exacta dimensión, porque es crucial para quien quiere tomar el camino del desarrollo y crecimiento y no morir en el intento.

El poder creador del ser humano tiene mucho que ver con la mente y su forma de funcionar. Es decir, sabemos que todo lo creado, sucedió primero en la mente y ya después pudo materializarse.  Si aplicamos esto a objetos, arte o inventos se entiende muy claro, pero cuando se trata de la vida, salud, economía, relaciones y calidad de vida de una persona, entonces requiere un poco más de ampliar el campo para entenderlo.

Por ejemplo: si sentamos frente a frente a dos personas y uno de ellos afirma que la vida es bella, plena, completa y maravillosa y el otro dice que es escasa, insufrible, pesada y desgastante, veremos que los dos están diciendo la verdad. Según cada uno de ellos y además por alguna extraña razón ambos pueden demostrar sus dichos. Ambos están convencidos de lo que afirman, porque tienen todas las evidencias que los respaldan. Para cada uno de ellos, la vida es como la describió y la otra persona se convierte en algo  fuera de su marco de referencia. Ya sea una anomalía o de plano, una mentira.

Como el caso del rico que piensa que el pobre es pobre porque no le gusta trabajar, ni pensar, ni organizarse y el pobre que afirma que el rico llegó a serlo porque hizo alguna trampa.

Yendo más al fondo de esto veremos que éstas visiones se oponen, no por un asunto de dinero, de hecho, sino porque una es la contraposición de la otra.

Para terminar esa conversación en paz, el pobre tendría que aceptar que no es rico porque no lo ha decidido, lo cual es como decir que es pobre porque quiere serlo.

Y el rico a su vez aceptar que el pobre quizá lo sea porque de verdad no tuvo las oportunidades que él tuvo, lo cual es como decir que él tiene lo que tiene en parte por suerte. Inaceptable para cualquiera de las dos partes.

Si yo necesitara de sus opiniones para formarme mi juicio. ¿A quién debería creerle? Pues ambos me describen cómo es la vida, me dicen la verdad honesta y ya dije, que ninguno está mintiendo.

¿Por qué las relaciones humanas suelen ser tan complejas?

Porque aún cuando eres completamente honesto en tus posturas, terminas atacando a otras posturas igual de honestas y válidas.

¿Cómo puede ser esto posible? Que dos posiciones sobre un mismo punto, aun siendo totalmente diferentes, terminen siendo ciertas y que de ambas versiones existan evidencias contundentes.

Eso precisamente es el objeto de este artículo, hacer conciencia del poder creador que tenemos. En principio, el poder para crear tu vida, principio bajo el cual se puede decir que no es que el pobre haya querido conscientemente estar en esa condición, sino que según lo que vivió o le fue enseñado, toma esa condición como la real, ya que toda su experiencia de vida lo llevó a concluir que la vida así es.  

Así que cuando se hace cargo de su vida y sólo conoce eso, sus creencias básicas arraigadas terminarán llevándolo a generarse un ambiente acorde a esa realidad. Es decir, que aunque muy probablemente no sea feliz con eso, su propia mentalidad terminará llevándolo a crear eso para sí mismo.

«Porque alguien puede estar sumido en la pobreza, pero lo que no puede estar, es equivocado en sus creencias.»

Y aquí es donde empieza lo interesante.

«Uno tiene el poder de crear lo que sea que quiera en su vida. Sólo que hay que saber cómo manejar ese poder, porque lo tenemos y funciona, ya sea que lo sepamos o no».

Así como el rico de pronto se puede convertir en pobre y el pobre de pronto se vuelve millonario, todo estriba en lo que estemos pensando. Porque nuestros pensamientos se transforman en actos y los actos en hechos.

En otras palabras, nuestros pensamientos crean nuestra realidad.

Vienen adelante varios artículos sobre esto, pero necesitaba establecer esto como base, ya que para poder manejarlo, primero hay que entender cómo funciona.

Todo lo que has vivido y logrado hasta el día de hoy, tú lo decidiste, ya sea consciente o inconscientemente. Y esto aplica a todo lo que te gusta y desde luego a lo que no te gusta de tu vida.

«Una verdad incómoda, pero al final de cuentas es una verdad.»

La parte buena, como ya lo mencioné, es que puedes aprender a manejar voluntariamente esta capacidad y diseñar tu vida tal como te gustaría que fuera. La mala es que si requiere de mucho trabajo y compromiso de nuestra parte.

Pero primero hay que saber lo que quieres, y saber discernir si todo aquello que dices querer es realmente lo que quieres. O bien si eso es realmente algo que necesitas, o si lo que necesitas es muy diferente a lo que quieres obtener. Menudo lío ¿Verdad?

Hay mucho que tratar en este tema, desde luego pero me propuse hacer artículos cortos y con sustancia. Así que en breve continuaré con este asunto y espero que hasta aquí haya tocado alguna fibra en tí y despertado la inquietud de tomar el timón y decidir a dónde quieres llevar el rumbo de tu vida.

Te agradezco mucho por leerme.

Espera lo que viene sobre este tema más adelante.